NAVEGADORES GPS… HASTA LA VISTA, BABY

En tan sólo 10 años una de las tecnologías más revolucionarias en el auto ha quedado obsoleta. Los navegadores GPS antes eran de uso exclusivo de los militares, pero la década pasada se popularizaron tanto que hoy son parte de los paquetes básicos de muchos vehículos de entrada.

Sin embargo, a los fabricantes de estos aparatos, ya fueran de fábrica incorporados en el sistema del auto o aftermarket pegados con una ventosa en el parabrisas, les duró poco el gusto, pues hoy esas funciones han sido reemplazadas por aplicaciones en nuestro teléfono y prácticamente nadie las usa más. ¿Alguien todavía usa el veterano sistema de mapas en  tarjetas con gráficos simplones y reacciones de tortuga?

“Toma la siguiente salida si quieres sobrevivir”

Arnold Schwarzenegger

 

Hoy las cosas son muy distintas y todo mundo tiene un soporte para el teléfono en el parabrisas, en las ventilas o, en el mejor de los casos un sistema compatible con su teléfono que a través de una conexión puede reflejar estas mismas aplicaciones en la pantalla central de su auto para “mantenerse conectado” sin tener que tomar el teléfono en ningún momento.

De entre las varias opciones de aplicaciones para navegación paso a paso, una de las más populares lo ha logrado porque no sólo nos permite llegar de una lugar a otro con instrucciones detalladas y mapas actualizados en tiempo real, sino porque es una red social de apoyo mutuo que nos ayuda a hacer más llevadero el tránsito en ciudades congestionadas, usas voces de gente famosa para entretenernos en el camino y hasta nos avisa el momento de salir si queremos llegar a tiempo a nuestro compromiso.

Aún así, con los viejos “GPS” sin uso y en plena obsolescencia, vivir con las Apps GPS es caótico. Entre cables cargadores, accesorios para el teléfono y leyes estrictas que nos prohiben usarlos en algunos lugares, es urgente que las mejores integraciones de teléfonos inteligentes con el auto den un paso más. Apple CarPlay y Android Auto son los líderes aquí, pero de momento sólo Android ha comenzado a integrar aplicaciones como Waze en el sistema más actual, mientras que las aplicaciones nativas de mapas (Google Maps y Apple Maps) se sienten un tanto rezagadas.

Necesitamos autos seguros que nos lleven a todos lados, pero también que las computadoras que ahora viven en nuestro bolsillo no se conviertan en un problema dentro del vehículo. Seguro en algunos años todo esto será también historia cuando no nos tengamos que preocupar por la ruta, ni por el manejo… no por nada, pues le diremos al auto que nos lleve a algún lugar y lo hará solo. Únicamente pedimos una cosa: fabricantes de autos, dejen de intentar fabricar computadoras e interfaces amigables; fabricantes de computadoras, dejen de intentar fabricar autos. Si ambas industrias trabajan de la mano, imaginen que buenos autos tendremos y que maravillosas interfaces usaremos pronto.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí