No sólo está guapo, pues es el primer Kia terrenal que incorpora algo del lenguaje de diseño del hermoso Stinger, también es un buen y revolucionario auto, aunque hay que escarbar bajo la superficie para entender más del nuevo Forte hecho en México.

Por fuera cambia todo, proporciones, medidas y diseño. Con un cofre más largo y agresivo, faros 100% LED opcionales, luces traseras LED con direcciones en módulos independientes y en general una imagen más moderna y propositiva que antes. Adiós a lo aburrido.

Por dentro la historia también es distinta, con interiores mucho mejor equipados y cómodos, y aunque los ensambles son muy buenos, la calidad de algunos materiales y acabados deja espacio a mejora, en particular algunas superficies del tablero. Fuera de eso, es de destacar que dependiendo de la versión, es uno de los más y mejor equipados en su segmento.

Bajo el cofre es donde encontramos más similitudes con el modelo anterior, pues el motor es el mismo 2.0 l atmosférico de ciclo Atkinson que genera 147 hp. Como opción tenemos una caja manual que aún no hemos probado, pero la caja automática sí que representa una mejora respecto a lo que conocemos en este tipo de cajas (CVT). Ok, nunca serán como las “veteranas” cajas de cambios marcados, pero los puede simular y lo hace muy bien, evitando esa molesta sensación de aceleración “lenta” y motor sobrecargado, típico en este tipo de cajas. Simplemente es una buena caja automática y su lo que usted busca es no usar el embrague como en una manual, esta es más que perfecta.

Sin meternos en complejidades, la experiencia en general del nuevo modelo es muy gratificante, tanto desde una perspectiva de percepción de calidad, hasta de manejo y uso. Pero debemos ahondar en detalles que van más allá de qué tan guapo es este modelo.

Al volante todo es fácil, desde la adopción de una posición de manejo ideal para cada quien, lo que habla de un gran trabajo de ergonomía. Entre los controles al volante, la facilidad de operación de la interfaz Apple CarPlay y/o Android Auto y hasta las amenidades de confort y tecnológicas en las versiones más equipadas, vivir el Forte es fácil. Excepto cuando tenemos que aprender un nuevo idioma para entender la interfaz general del sistema de infotenimiento, con sub menús complejos y funciones escondidas.

Una de las grandes novedades del Forte es la incorporación opcional del sistema Kia Link, que nos permite con inalámbrica OBD y través de una interfaz digital en nuestro teléfono inteligente, rastrear la ubicación del auto, conocer y mejorar nuestro estilo de manejo para reducir el consumo de combustible, revisar el estado general del auto y muchas otras funciones interesantes que de momento son exclusivas del Forte tanto dentro de la marca como en todo su segmento.

Al volante hay una muy buena percepción de manejo, desde suspensiones cómodas de buen filtrado, una buena puesta a punto de dirección a pesar de la reducida retroalimentación, y un tren motor que merece un apartado para el mismo. Al acelerar a nivel del mar todo funciona bien, aunque los motores Atkinson no se caracterizan por una buena entrega de par motor, lo que hace que las aceleraciones no sena tan contundentes como esperaríamos de un motor como este. Si le sumamos la buena caja, que no deja de ser una CVT, no tendremos sensaciones deportivas como sí podemos tener en el Jetta turbo, por ejemplo.

El balance final entre la calidad, el nivel de equipamiento, acabados y manejo dejan al Forte en una buena posición por encima del promedio del segmento, con pocos modelos que se puedan claramente catalogar como superiores, como Jetta, Mazda3 y Civic, pero aquí es donde el nuevo Forte tiene una de sus cartas más fuertes: el precio. Con seis versiones disponibles con diferentes niveles de equipamiento, el nuevo Kia Forte neoleonés arranca en los 258,900 pesos para la versión de entrada, y llega hasta los 362,900 pesos en la versión EX Premium IVT que manejamos. Esto lo coloca como uno del los más accesibles sedanes compactos del mercado, dejando en verdaderos apuros a la competencia y catalogándose como una de las mejores relaciones valor/precio del mercado. Bien hecho Kia.

KIA FORTE, ¿#CambiandoLasReglas?

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí