SUVS PEUGEOT 2018, OH LÀ LÀ

2008, 3008 Y 5008, tuvimos los tres SUVs de Peugeot y nos fuimos a los extremos de México para conocerlas a detalle. Recorrimos 4,000 km entre ciudad, carretera y autopistas, y ya tenemos favorita.

La tendencia mundial no parará, y quizá cuando todo mundo maneje un SUV y de nuevo se sientan al mismo nivel de los demás, comenzaremos a manejar camiones. No sabemos si es “culpa” de los clientes, que las quieren, o de las marcas, que se las ofrecen, pero es una moda que no nos disgusta del todo, pues en este tipo de plataformas hemos conocido algunos de los vehículos más versátiles que existen.

Todas las marcas siguen la tendencia, sin importar si en un nuevo micro nano SUV (no, no existen) muy barato, o un SUV Rolls-Royce o Lamborghini, parece que todo mundo quiere uno… y ahora nosotros también.

Peugeot no es nuevo en el mundo SUV, hace mucho que tienen al menos un producto en el segmento, pero la estrategia no podía ser más clara hace dos años en el Autoshow de París, donde presentaron 3008, 4008 (3008 largo para China) y 5008. Sí, todas similares, pero no iguales. A esa gran estrategia se sumó el ya conocido 2008 para completar la gama de SUVs en tres diferentes tamaños y sabores, uno compacto para los más básicos, uno mediano para la mayoría, y uno de siete plazas para los que tienen mucho o muchos a quien llevar. Al instante se convirtieron en un referente y comenzaron a ganar premios por todos lados, muchos por diseño, pero muchos otros por su gran calidad de producto. Y es que Peugeot, a pesar de ser una marca de volumen y generalista, apuesta por vehículos más equipados, de mejor manejo y acabados casi premium, en casos como 3008 y 5008, acabados más que premium.

En fechas recientes no sólo llegó el más grande integrante de la familia SUV a los concesionarios Peugeot, sino que también se actualizó el pequeñín para hacer una familia moderna. Quisimos averiguar qué tal les habían quedado y organizamos un viaje multi etapas por miles de kilómetros para intimar a fondo con cada una de ellas. Desde metrópolis como la Ciudad de México y Monterrey, hasta ciudades coloniales como Oaxaca. Desde carreteras secundarias entre la selva, hasta veloces autopistas nacionales.Ninguna decepción.

Peugeot 2008 Puretech

Lo conocemos hace algunos años, comparte la plataforma compacta del 308 y su innovador esquema de posición de manejo nos fascina. De hecho junto con 208 y 308, fueron los primeros Peugeot en plantear que el volante debería ser más pequeño, sujetarse en un posición más baja y dejarnos ver el cuadro de instrumentos por encima, mejorando también la visibilidad general del puesto de conducción. Al principio es extraño adecuarse, pero una vez lo entiendes es más cómodo, lógico y fácil de operar. Ojalá otras marcas lo hicieran también.

Además de que la parrilla y faros ahora son más similares a sus hermanos mayores, lo más novedoso de este pequeño SUV es la motorización, pues deja detrás el cuatro cilindros atmosférico para dar lugar a un compacto L3 de apenas 1.2 litros con turbo. No se siente pequeño ni corto, mueve al auto sin problema, aunque si abusamos del acelerador nos pasará la factura en combustible. Aunque gracias a la nueva caja de seis velocidades también puede ser un auto ahorrador si nos medimos con el acelerador, consiguiendo hasta 19.2 km/l en consumo medio, nada mal. A su favor, es un auto más responsivo y dinámico, se siente más ágil.

Por dentro los cambios principales llegan en el equipamiento, con cámara de reversa y la integración perfecta de Android Auto y Apple Carplay, ahora herramientas que parecen indispensables en cada auto y que no sólo aportan en conectividad, sino principalmente en seguridad.

Peugeot 3008 GT Line

Desde nuestra perspectiva el mejor SUV mediano del mercado hoy en día. Hay muchos otros, muchos muy buenos, pero ninguno a esta altura, no porque sea el mejor en todo, pero el balance general supera a sus rivales, pues los hay más potentes, baratos e incluso capaces, pero ninguno tan bien equipado, tan propositivo, tan guapo.

No hay mucho de decir de este bello SUV, más que es el más equipado de su segmento y, dependiendo de la versión, puede incluso equipar masaje en los asientos delanteros y sistema de aromaterapia en el climatizador. Experimentarlo por dentro, al igual que 5008, es una experiencia sin igual. Al día de hoy no hay marca alguna que sea tan radical en su propuesta innovadora del interior, quizá Tesla, pero ahí las opiniones se dividen, mientras que a 3008 todos lo adoran una vez se suben. Buenos plásticos, insertos de telas de expelente apariencia, contrastes en tonos metálicos y todo con pantallas digitales hasta en el cuadro de instrumentos.

Al volante es un auto muy fácil de llevar, sobre todo por la buena posición de manejo y visibilidad, pero además la puesta a punto de las suspensiones es buena casi para todo tipo de camino y la respuesta del tren motor no decepciona en lo más mínimo, con buenas aceleraciones sin importar se es la versión de gasolina o a diesel.

Al respecto, se puede conseguir con dos motorizaciones, nuestra favorita es un cuatro cilindros diesel de 2.0 l y 150 hp, con espectaculares reacciones de aceleración y un maravilloso consumo mixto de casi 21 km/l. La caja automática es de seis relaciones bien escalonadas e incluso tiene modo sport para retener y acelerar más los cambios en pro de la agilidad. De hecho, es precisamente éste motor el que nos permitió una hazaña que jamás pensamos posible en un SUV de este tamaño y nivel de equipamiento, pues en un mix de carreteras de montaña y autopistas logramos recorrer 1,006 km con un sólo tanque de diesel, lo que significó un promedio de 19 km/l, aunque creemos que con técnicas de hypermiling y en las condiciones adecuadas, podemos llegar a recorrer 1,200 km. ¿Y si lo hacemos un día de estos Peugeot México?

Además, el resto de la gama monta un suficiente y vivaz 1.5 l turbo de 165 hp, más que suficiente para mover a 3008 y de hecho con sensaciones más deportivas, pero con un consumo mucho más alto, pudiendo conseguir como máximo 14 km/l en una media combinada. No obstante no se necesita más, y aunque el modelo diesel es más caro, vale toda la pena optar por esa versión.

El resto es disfrute puro. Claro, tuvimos la versión más equipada, que incluye todas las asistencias electrónicas de manejo y seguridad disponibles en el mercado, incluidos radares, sensores y cámaras para hacer nuestro andar más seguro. Pero uno de los accesorios más disfrutables para los melómanos es el sistema de altavoces desarrollado por primera vez en la historia para una marca autoimotriz por Focal, la firma francesa de sonido Hi-End. Para los oídos amateur, es casi equiparable con los más refinados equipos de sonido de marcas premium, en verdad sorprendente la calidad, pureza y poca distorsión sin importar el volumen de reproducción de audio.

Peugeot 5008 GT Line

No se trataba de cortar en seco el tema de 3008 unos renglones arriba, pero comparte tanto con su hermana mayor que es mejor continuar hablando de ellas como si fueran el mismo vehículo, aunque no lo son. 5008 es oficialmente el segundo Puegeot de pasajeros más grande de la gama, sólo después de la van Traveller, y a pesar de que comparte la mayoría de los componentes con 3008 hay diferencias, empezando por lo evidente: es más larga y con mayor distancia entre ejes, lo que le permite incorporar una tercera fila de asientos y tener mucho mayor capacidad de carga en la cajuela. Unos milímetros por acá y otros por allá, pero en el resto es prácticamente el mismo auto, excepto por la parte trasera, donde pierde la caída tipo coupé de 3008 en favor de un volumen más cuadrado y amplio que en conjunto con calaveras y portón trasero distintos, le dan su propia identidad.

Los motores y el nivel de equipamiento son muy similares a 3008, pero las capacidades son evidentemente distintas además de tener también algunas diferencias en ajustes de suspensión. Si te gusta 3008 pero necesitas más espacio, 5008 es perfecta.

La verdad es que no hay decepción alguna en ninguno de los nuevos o renovados SUVs de Paugeot, quizá 2008 se siente ya un poco veterano (sin serlo) porque 3008 y 5008 son una oda a la innovación y al futurismo, tendencia que ya vimos llegar al nuevo 508 y que pronto tendrá que permear al resto de la gama de la marca francesa. Cualquiera es una buena compra, así que serán sólo sus necesidades y presupuesto los qué decidan por cuál irse. S¡ nos dan a elegir, 3008 GT Line HDI es la media perfecta.

Y hablando de precios (Jun. 2018):

Peugeot 2008

  • TM: 329,900 pesos
  • TA: 349,900 pesos

Peugeot 3008

  • Allure 1.6: 474,900 pesos
  • Allure Pack 1.6: 514,900 pesos
  • Allure Pack HDI 2.0: 544,900 pesos
  • GT Line 1.6: 609,900 pesos
  • GT Line HDI 2.0: 639,900 pesos

Peugeot 5008

  • Allure Pack 1.6: 589,900 pesos
  • GT Line 1.6: 654,900 pesos
  • GT Line HDI 2.0: 654,900 pesos

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí