KIA SOUL, CON ALMA REBELDE

Inadaptado, diferente y subversivo, así ha sido el Kia Soul hasta ahora, que en su tercera generación no sólo sigue intentando ser único, sino que además es mucho mejor.

Kia Soul

El segmento de los SUVs compactos no sólo no deja de crecer, además, los modelos existentes se hacen cada vez más competitivos y se renuevan para dar batalla a los nuevos rivales y ganarse el corazón de los usuarios en cada esquina del mundo.

Kia Soul

Soul, además, da una vuelta revolucionaria al diseño de su ya de por sí polémico diseño, para entregarnos una nueva generación parecida a nada que hayamos visto antes. Que si Storm Trooper por adelante, que si horrible la luz de frenos trasera, que si no se parece en absoluto a otro Kia. Comentarios polémicos surgen en cada vistazo, pero una vez pasado el shock inicial, cada quien lo va asimilando de una forma distinta y personal, tanto que puede terminar encantándonos. Kia sabe esto, y de tal suerte lanzan la campaña #OnlyYouKnowWhy (sólo tu sabes por qué), una expresión difícil de mejorar para expresar las muy diversas razones por las que alguien termina deseándolo.

DENTRO Y FUERA

El nuevo Kia Soul no sólo llega a revolucionar el segmento de los SUVs compactos tras su presentación mundial en el pasado Autoshow de Los Ángeles, el tema de lo propositivo en diseño va más allá y también proponen nuevas formas de convivir con el auto desde adentro y, por si fuera poco, nos presentan una versión eléctrica que esperamos ver en nuestro mercado algún día.

Por fuera, además de la evidente evolución en diseño, el Kia Soul es de los pocos modelos en el mercado en ofrecer una gama de colores tan amplia, incluidos cinco patrones bitono en carrocería y rines de hasta 18 pulgadas. Por dentro es un tanto más común y aterrizado, pero nuevos e innovadores patrones de iluminación interior personalizables, incluso en los paneles de las puertas, lo hacen único e individual. Nuevo volante, consola central y tomas de aire con bocinas integradas, una pantalla de infoentretenimiento de siete pulgadas para todas las versiones, tomas de corriente USB para casi todos los ocupantes, y hasta head-up display, asientos en piel, cargador inalámbrico para el celular, y climatizador automático en las versiones tope de gama.

BIEN Y DE BUENAS

Uno de los mejores puntos a favor del nuevo Kia Soul es el gran nivel de equipamiento desde las versiones de entrada, sobre todo en el rubro de seguridad activa y pasiva. Seis bolsas de aire, frenos ABS y toda la retahíla de asistentes electrónicos activos enfocados en ayudarnos a estar mucho más seguros dentro del auto, todo de serie.

Una de las novedades es la incorporación de la plataforma del Forte en el nuevo Kia Soul, lo que implica también la herencia de algunas de sus configuraciones mecánicas. Dependiendo de la versión, se pueden elegir dos motores atmosféricos, un 1.6 o un 2.0 l de 121 y 147 hp, respectivamente. Para el primero hay caja manual o automática de seis velocidades, para el segundo sólo la caja IVT de ocho velocidades simuladas, una de nuestras favoritas en el mundo de las CVTs.

AL VOLANTE

La conducción es siempre fácil porque la posición de manejo es muy neutral, ergonómica y ligeramente alta. La visibilidad en cualquier dirección es excelente y en general operar el Kia Soul es muy simple. Nos gusta la buena oferta y posibilidades de configurar el tren motor, y si en algún momento del futuro llegara la versión eléctrica, al instante se convertiría en nuestra favorita, pero del Soul EV les platicaremos más adelante. El 2.0 reacciona muy bien a nivel del mar, sobre todo considerando que es de ciclo Atkinson, pero eso suceden en gran medida gracias al contenido peso del Soul. La caja IVT, continuamente variable, es mucho más buena de lo que podríamos esperar, y las simulaciones de cambios de velocidades son más que convincentes mientras apoyan mucho a mejorar las sensaciones de manejo y retroalimentación del auto. Conocemos a la perfección estas combinaciones de motores y cajas en el Forte, y el Soul no hace más que adaptarlas a la perfección. Dirección precisa, frenos a la altura pero que se pueden fatigar ligeramente si les exigimos de más, y una calidad de marcha bastante buena con amortiguadores que tienden a firmes, pero de excelente filtrado de las irregularidades del camino, hacen que vivir el día a día con el Kia Soul en ciudad o carretera sea cosa fácil.

En cuatro versiones que arrancan en los 280,900 y que llegan hasta los 402,900 pesos, la tercera generación de Kia Soul se antoja como para una de las mejores ofertas en el creciente segmento de los SUVs compactos, no por nada es uno de los tres mejores vehículos urbanos a nivel mundial en 2019 seleccionado por los 86 jueces de los World Car Awards, donde participamos desde hace cuatro años. Sin nos gusta o no, no es relevante, lo importante del nuevo Kia Soul es lo buen producto que resulta ser desde cualquier perspectiva. Bravo Kia.

Más información: Kia México / Soul 2020

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí