VOLVOROADTONYC, 10,000 KM CON 2 GRANDES AUTOS

Una de las rutas de manejo más ambiciosas que hemos hecho. 2 autos, 4 personas y el Autoshow de Nueva York y los World Car Awards como destino.

#VolvoRoadToNYC

La idea del VolvoRoadToNYC comenzó cuando en el Autoshow de Ginebra el comité directivo de los World Car Awards anunció a los 18 finalistas. En seis categorías serían premiados como los mejores autos a nivel global en 2019. Entre el mejor diseño, nivel de lujo, más deportividad, urbanidad, más verde, y el mejor de todos. Volvo tenía a dos finalistas, y decidimos llevarlos desde México a la ceremonia de premiación.

EL PLAN ORIGINAL

El Jacob J. Javits Convention Center en Manhattan nos esperaba, y Volvo México nos ofreció el XC40, finalista a Word Car Design of the Year para llegar hasta allá y ver si lograba llevarse el premio. En esencia, lo importante no era averiguar lo que los actuarios de KPMG ya sabían, sino llegar ahí con uno de los finalistas. A esto, Volvo se puso las pilas y no nos dio no sólo uno, sino los dos finalistas, pues el S60 estaba como uno de los tres candidatos a llevarse el World Car of the Year.

Para manejar el S60, que está próximo a llegar a México inicialmente en una edición limitada de lanzamiento y más adelante como modelo de línea, Volvo EEUU nos invitó a conocer su nueva planta en Carolina del Sur. Desde ahí llevarnos ambos finalistas hasta Nueva York. Así, el VolvoRoadToNYC se convirtió en la ruta más ambiciosa que hayamos hecho en años.

COMENZANDO CON EL #VOLVOROADTONYC

No sólo se trataba de conducir por casi 5,000 km el XC40 para llegar a NYC, sino de ir a recoger a su hermano sedán. La estrategia de la marca parece enfocarse cada día más en los SUVs y menos en los sedanes. No podíamos dejar pasar esta oportunidad de manejar por segunda ocasión el Volvo S60, una maravilla de ingeniería, manejo y calidad.

Nos preparamos con un nuevo juego de neumáticos especialmente diseñados para SUVs Premium, los montamos en el XC40, y salimos de CDMX un sábado por la madrugada para comenzar con el VolvoRoadToNYC en un ambicioso plan por recorrer casi 10,000 km en dos Volvos de primerísimo nivel. No es necesario moderarse con los calificativos para autos como estos, dos de los Volvo más premiados en la historia de la marca, ya sea por diseño, calidad o manejo, XC40 y S60 son, sin lugar a dudas, excelentes productos.

Tres días de manejo entre CDMX y NYC con el apoyo y compañía de los amigos de Autos y Moda, Autocosmos y Automotive News México y estábamos listos para asistir al evento inaugural del Autoshow de Nueva York donde conoceríamos a los ganadores de los World Car Awards. En el intermedio del tercer día, justo antes de la recta final, recogimos el S60 en Carolina del Sur y nos enfilamos hacia NYC.

STATE OF THE ART

Todas las plantas de ensamblaje modernas son maravillosas, pero es fascinante ver como cada una es tan diferente en formas, estilos, tecnología y filosofía. La nueva planta de Volvo en Charleston, Carolina del Sur, sigue apostando por crecer la región productiva de la costa este de EEUU con nuevos productos, más empleos, capacitación para la región, e inversiones multimillonarias. El balance es la fabricación de uno de los modelos mejor logrados por la marca sueca en años, finalista en los World Car Awards contra dos nuevos vehículos eléctricos de altísimo nivel. Eso dice todo.

El S60 T6 R-Design es una obra de ingeniería y diseño, el Manhattan presumía como si fuera una famoso esperando por autógrafos en Grand Central. Pero lo más destacable para nosotros es que Volvo haga tanto con un solo motor. Se trata de un L4 2.0 l turbo-súper cargado de 316 hp. Buenos materiales, manejo, diseño y un nivel de acabados y equipamiento premium que no sólo compite, sino incluso supera a algunos de sus rivales.

Por otro lado, XC40, nuestro compañero por nueve días de aventura, es el más pequeño de los SUVs suecos, pero utiliza el mismo motor 2.0 l, sólo con un turbo y 248 hp. No sólo fue uno de los autos mejor diseñados del año acorde a los World Car Awards, ha recibido muchísimos premios, incluido el European Car of the Year 2018. Excelentes acabados, un nivel de equipamiento casi idéntico a sus hermanos mayores y una imagen inigualable, lo hicieron el mejor compañero de viaje por tanto tiempo.

LO QUE FALTA

Manejar 1,600 km diarios en promedio durante el VolvoRoadToNYC, cruzar zonas de tornados, comer hamburguesas casi todos los días y el cansancio físico acumulado de nueve días de manejo fueron grandes retos para todos los involucrados, excepto para los autos, quienes sin la menor falla nos llevaron de un país a otro, comprobándonos por qué fueron finalistas en los World Car Awards 2019.

El VolvoRoadToNYC resultó en una de las mejores aventuras que hayamos hecho al volante, y nos dejó ganas de seguir manejando por muchos kilómetros más, y porqué no, regresar cada año a este autoshow manejando con amigos y buenos autos.

Más sobre el #VolvoRoadToNYC:

Autos y Moda

Autocosmos

Automotive News México

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí