General Motors apostó en grande, al parecer no fue suficiente tener un solo Encore. Con Encore GX buscan competir en un mercado bastante peleado: los SUVs compactos.

¡Ojo!, GX no busca reemplazar al Encore original, por lo menos para el público estadounidense y Chino (sus clientes más fuertes). Sin embargo, en México de ahora en adelante Encore GX marcará la pauta de los crossovers compactos para GM.

La nueva fórmula de General Motors está clara, tomar modelos populares de su familia, equiparlos hasta los dientes, y reducir el tamaño de sus motores en búsqueda de mayor eficiencia, agregando un pequeño turbo. Algo de aplaudir, son las nuevas líneas de diseño, sin quitar la esencia de sus modelos, GM ha logrado una estética llamativa, tal es el caso del nuevo Chevrolet Onyx.

Encore 2020

Después de manejar este crossover a través de las calles y carreteras de Oaxaca, hay cosas bien logradas y otras no tanto.

¿El tratamiento funcionó para Encore?

Antes Buick era sinónimo del cliché de señoras adineradas que sólo transitaban de su casa al café. Ahora, con una parrilla más agresiva, una figura más atlética, un sutil uso del cromo, rines de aluminio de 18 pulgadas y techo panorámico en todas sus versiones, este crossover seguramente atraerá las miradas de un público más joven y activo.

Encore GX

En cuestiones de equipamiento, a este Buick no le falta nada. Cuenta con sensores de punto ciego, cámara de visión 360 HD, asistente de carril, cruise control adaptativo y el sistema de encendido Auto Start/Stop. Lo que más nos llamó la atención fue la cantidad de información aportada por los sensores del vehículo. Desplegados en una pantalla al centro del panel de instrumentos pudimos encontrar la vida útil del aceite, del filtro de la gasolina y de las balatas, cosas esenciales para el funcionamiento óptimo de tu vehículo.

Al interior podemos encontrar una pantalla táctil de ocho pulgadas, la cual integra Apple CarPlay y Android Auto. El aire acondicionado es bi-zona, con un ionizador purificador de aire. Quedamos muy contentos con el sistema de sonido, firmado por Bose. Podrás encontrar siete bocinas en las versiones Leather y Sport Touring.

A nuestro parecer el diseño del tablero apenas cumple con el estándar premium, los materiales están bien ensamblados, pero los plásticos duros no fueron de nuestro total agrado, podemos encontrar diseños más elaborados por un menor precio, tal como en el Audi Q2 o bien el Mazda CX30. Otra cosa que tampoco compartimos fueron los acabados en negro piano, bastaron 40 minutos de trayecto para que nuestras huellas dactilares quedaran impresas por todas partes, es un material difícil de mantener limpio, pero no malo.

Eso sí, los asientos son muy cómodos y la distribución de los espacios es excelente, inclusive en la parte trasera. El habitáculo es ideal para la ciudad. Encontramos un elevado nivel de aislamiento gracias al sistema QuietTuning, que nos permitió olvidarnos del ruido ocasionado por el tráfico. El techo panorámico ofrece una buena vista al exterior, sin embargo éste no se retrae por completo.

Al volante

Nos tocó salir de la turbulenta ciudad de Oaxaca, para nuestra desgracia hubieron marchas y por lo tanto calles bloqueadas, lo bueno es que pusimos a prueba la camioneta en situaciones de tránsito pesado, se sintió ágil al recorrer las pequeñas calles del centro histórico, el tamaño nos ayudó a colarnos entre los coches y poder salir rápido del apuro.

En cuanto salimos a carretera, nos dimos a la tarea de probar la motorización que ofrece este SUV. Sinceramente nos preocupamos por la transición de un motor de cuatro cilindros a un tricilíndrico, así como el cambio de una transmisión automática de seis velocidades a una continuamente variable CVT.

Los ingenieros de GM lograron reducir el peso en 87 kilos, y junto con el turbo, podemos decir que los 155 hp y 173 lb-pie de par nos ayudaron a realizar rebases con facilidad, tanto en rectas como en zonas de curvas, cabe recalcar que el lag del turbo resultó mínimo. La velocidad no se sentía a bordo, llegamos a los 150 km/h sin habernos percatado. De vez en cuando hay que echarle un ojo al velocímetro.

¿Qué versión comprar?

Encore GX saldrá en tres versiones: Convenience, Leather y Sport Touring, en 499,900, 565,900 y 589,900 MXN, respectivamente. Nosotros estuvimos a bordo de la Sport Touring, todo lo que hemos mencionado hasta ahora se encuentra en todas sus interpretaciones, lo que diferencía a ST de las demás, radica en un tratamiento en negro high gloss en la parrilla, así como pequeños detalles metálicos en rojo que contrastan mejor si tu camioneta es blanca. También ofrece un techo bitono, así como rieles en color negro.

No creemos que la versión ST haga honor a su nombre. Este pequeño SUV compacto, a pesar de que se maneja bien, no tiene pretenciones de ser Sport, ni siquiera encontramos cambios al volante, en su lugar tenemos los clásicos controles de volumen y de cambio de canción/estación. Es un incremento de precio considerable por únicamente diferenciadores estéticos. En todo caso la versión Leather parece la compra más sensata.

Este cambio ya era justo y necesario para Buick, le sienta bien el nuevo diseño y de primera instancia la transmisión CVT (una de las mayores preocupaciones) respondió de manera positiva. Esperemos que con el paso de los años no falle ni decepcione a sus dueños.

Ficha Técnica

Motor: L3, 1.2 l, 155 hp, 173 lb-pie
Transmisión: automatica tipo CVT, tracción delantera
Desempeño: N.D.
Rendimiento: 13.2 km/l, tanque: 50 l, autonomía: 650 km
Neumáticos: 225/55R18
Seguridad: 7 bolsas de aire, ABS, EBD, FCW, RCW, LCW, EBA, BSW, PCW y Stabilitrack
Gama de Precios:De 499,900 a 589,900 MXN
Unidad Probada: Sport Touring: 589,900 MXN

También te puede interesar: Mitsubishi Eclipse Cross

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí