Koenigsegg Gemera, ingienería plasmada en arte

Koenigsegg Gemera llega como el primer Mega GT de la historia. Un vehículo que a pesar de contar con 4 asientos, llega a los 400 km/hr

Los suecos vuelven a enamorar al planeta. El Koenigsegg Gemera es el modelo que sería presentado en el Motor Show de Ginebra 2020. Se trata del primer Gran Turismo de la marca y se autoproclama como el primer Mega GT del mercado. ¿Sabes qué es lo mejor de todo? es un híbrido enchufable.

Koenigsegg Gemera

Creemos que desde que vimos debutar a la “santa trinidad”, no nos habíamos emocionado tanto por ver un súper deportivo con prestaciones ecológicas. El hecho de que se trate de un plug in hybrid, le da total sentido a su existir. Ahora tienes lo mejor de dos mundos, puedes disfrutar de viajes largos abordo de un exótico a velocidades y aceleraciones irreales, o bien realizar recorridos diarios sin gastar una sola gota de combustible.

Al igual que el Agera y el Jesko, el Gamera será un auto muy cotizado. Únicamente se venderán 300 unidades y lo más seguro es que ya estén todas vendidas. Christian von Koenigsegg rinde tributo a su primer prototipo, el CC de 1996, que sirvió de inspiración para el desarrollo de la parte frontal. A pesar de que ahora cuenta con cuatro asientos completos, podemos afirmar que se sigue tratando de un Koenigsegg.


Koenigsegg CC Prototipo

Interiores de lujo

A diferencia de muchos super deportivos, el Gemera no pierde la elegancia ni el confort al volante. Incorpora cuatro asientos individuales (todos calefactables), aire acondicionado de tres zonas y un sistema de sonido con 11 bocinas premium. Puedes disfrutar de una pantalla de 13 pulgadas con Apple CarPlay y dos cargadores para celular inalámbricos.

El pequeño gigante

Las especificaciones técnicas nos dejaron boqui-abiertos, sobre todo por la tecnología encargada de propulsar a este hyper car. Emplea un motor tres cilindros 2.0 litros biturbo, pero no se trata de un motor tricilíndrico cualquiera. Lo apodan “Tiny Friendly Giant” o TFG por sus siglas, y es un motor “Freevalve” de cárter seco, pero ¿qué significa eso?.

Koenigsegg Gemera

En un motor convencional, las válvulas de admisión y de escape son coordinadas mediante el famoso árbol de levas. Los ingenieros nórdicos lo removieron, reemplazándolo con actuadores neumáticos que controlan individualmente los movimientos de las válvulas.

Ensamblaje de los componentes de un motor FreeValve

Accionar cada válvula de manera individual, brinda la oportunidad para que el motor se ajuste a las condiciones de manejo. Haciendo uso de inteligencia artificial, variables como las emisiones NOx y CO2, el consumo de combustible, la potencia y el par motor entran en sintonia. Como resultado, obtenemos un mayor aprovechamiento del combustible (15-20%), un menor peso, y una reducción de contaminantes del 35%. Toda está tecnología está contenida en un motor que tan sólo pesa 70 kg. Este pequeño bloque genera 400 Nm a 1, 700 rpm y un par máximo de 600 Nm, convirtiéndolo en el motor más potente por cilindro y volumen a la fecha.

Tres motores eléctricos

Koenigsegg Gemera
Tren motriz del Koenigsegg Gemera

Obviamente no podían faltar si estamos hablando de un híbrido. Dos están destinados para cada rueda trasera, y uno en el cigueñal para impulsar las ruedas delanteras. Los motores traseros se encargan de generar 500hp y un par motor de 1, 000 Nm (cada uno), mientras que el delantero produce 400hp y 500 Nm.

Díficil de creer

En conjunto, los motores eléctricos y el motor de combustión, suman 1, 700 hp y un par motor de 3, 500 Nm. La transmisión es de una sola marcha “KDD”, para trasladar el par de manera instantánea a las ruedas, y llegar a los 400 km/hr debajo de los 20 segundos y acelera de 0 a 100 km/hr en 1.9 segundos. Si deseas pasearte en silencio absoluto usando los motores eléctricos, tu velocidad máxima sería de 340 km/s. La autonomía que ofrece este auto es de 50 km en modo 100% eléctrico.

Koenigsegg Gemera

Este auto debe ser alimentado por energía volcánica, sí, leíste bien. Para obtener el máximo performance del auto, es necesario utilizar Vulcanol. Este combustible basado en el metanol, y es extraído directamente de los volcanes, en concreto, de la actividad geotérmica islandesa. Esta alternativa, no produce CO2 a la salida, por lo que prácticamente es igual al uso de un eléctrico. El vulcanol puede que no sea tan barato, pero el motor también puede procesar E85 y en el peor de los casos, gasolina convencional.

El Koenigsegg Gemera marca un antes y un después para la marca sueca. La cantidad de materiales y tecnologías aplicadas a un solo vehículo es impresionante. Christian von Koenigsegg no deja de asombrarnos, y estamos seguros que él es uno de los más grandes ingenieros de nuestros tiempos

También te puede interesar: Historia de Christian von Koenigsegg

Información oficial: Gemera

Koenigsegg Gemera

Koenigsegg Gemera

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí