Mini John Cooper Works GP: ¡Ábranla que lleva Bala!

Con permiso, a un lado, voy de frente y no me quito… cuantas expresiones populares se les ocurran, aplican a este intimidante bólido inglés / alemán de bolsillo, el Mini más radical jamás fabricado.


Este era uno de los más esperados autos de los últimos meses desde que vimos por primera vez el concept car que se presentara en el salón de Frankfurt de 2017. Radical, extremo, rabioso y musculoso son sólo algunos adjetivos perfectos para aquel concepto, del cual quedó mucho en la versión de producción, el Mini John Cooper Works GP.

Para cuando leas estas líneas y se te antoje uno de estos bólidos, será demasiado tarde, pues desde hace tiempo ya estaban todos apartados y pagados, pero no te desilusiones, pues al final de este texto tenemos la solución para ti.

Diferente a Todo

Mini John Cooper Works GP

No sólo es el Mini más potente jamás fabricado, es el más ancho, veloz y particular. Destaca un kit aerodinámico (opcional) no tan agresivo como en el concepto, pero bastante similar, que incluye un labio frontal más agresivo, un enorme alerón que parece no tener mucha carga aerodinámica por su disposición y placas ensanchadoras en las salpicaderas. No obstante, estas piezas laterales no tienen una función aerodinámica, sino ensanchar la carrocería para que los rines con mayor offset puedan estar dentro de ella.

Mini John Cooper Works GP

Al interior todo es igual a un Mini a excepción de algunos detalles como colores, las manetas de cambio, el volante y una pieza del tablero. Lo más radical desde adentro es que, congruente a su historia, sólo hay dos asientos adelante y una gran cajuela atrás. En medio hay una simulación de barra de rigidez torsional, pero no tiene fines deportivos sino prácticos, para evitar que las maletas terminen al frente del habitáculo en una frenada intensa.

Mini John Cooper Works GP

Para rematar, no tenemos un interruptor de modos de manejo, el GP sólo tiene un modo: deportivo. Materiales y acabados son de muy buena calidad a excepción de algunas piezas en plástico más económico, pero no malo. A pesar de que no hay mala calidad de ensambles, la suspensión es tan rígida que algunas piezas del interior, sobre todo en la parte trasera, suenan entre ellas circulando en calles maltratadas.

A fondo

Mini John Cooper Works GP

Sólo así se debe llevar este auto. Olvídense de modo confort o eco, aquí todo está predispuesto sólo para ir rápido, así que será muy mala idea utilizar un GP como auto del día a día, con suspensión dura no regulable y neumáticos de bajo perfil. La posición de manejo es idéntica a la de cualquier Mini que incluya asientos de cubo como estos, con muy buena visibilidad y con un volante de excelente agarre. A diferencia de la generación anterior no está disponible una versión manual. En su lugar sólo hay una caja automática común de convertidor de par, ni siquiera de doble embrague. Los cambios
de velocidades se pueden hacer desde la misma palanca en la consola o desde las manetas de cambio al volante fabricadas en metal impreso en 3D.
Si aceleramos a fondo, esta pequeña bala necesita poco más de cinco segundos para llegar a 100 km/h, una cifra que no es extraordinaria, pero tampoco mala. Esto se debe en parte al turbolag del compacto 2.0 al que se le exprimen más de 300 hp, pero sobre todo a que sólo tiene tracción delantera y a que la caja no es particularmente rápida… de hecho se siente un tanto lenta para este auto.

Mini John Cooper Works GP

Mini John Cooper Works GP

La dirección es rápida y muy precisa, mientras que los frenos están más que a la altura de esta bala, casi inagotables, aunque los lleves al límite. Mientras tanto, barras estabilizadoras gruesas y amortiguadores de tarado duro nos ayudarán a ir muy bien plantados en curvas cerradas al límite, aunque con un ligero subviraje debido a la natural distribución de pesos y tracción.

Lo mejor de este auto no parece ser lo radical, sino lo exclusivo y aguantador que es en circuito exigiéndole todo el tiempo. Incluso se vendieron algunas unidades con neumáticos semislick para pista y sin infoentretenimiento ni aire acondicionado. Con todo y todo, es, sin dudarlo, nuestro favorito en el segmento. ¿Te quedaste con ganas de uno?,
no te preocupes, puedes comprar un BMW M135i XDrive, con el mismo bastidor, motor, potencia y con tracción integral y asientos traseros por 130 mil pesos menos.

Ficha Técnica

Motor: L4, 2.0 l, turbo, 306 hp
Transmisión: Automática de 8 velocidades, tracción delantera
Desempeño: Vel. Máx. 265 km/h
0-100 km/h: 5.2 s
Rendimiento: 13.3 km/l, tanque: 44 l, autonomía 587 km
Neumáticos: 225/35 R18
Seguridad: Seis bolsas de aire, ABS, EBD, ESP, DSC, CBC y DTC
Gama de precios: De 423,000 MXN a 1,100,000 MXN
Unidad probada: JCW GP: 1,100,000 MXN

También te puede interesar: Prueba de manejo Mazda3 Turbo
Información adicional: Mini México

Mini John Cooper Works GP

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí