Por fin aparece la versión Targa para completar la alineación del 911 (992). La octava generación del Porsche 911 está totalmente definida, gracias a la suma del Porsche 911 Targa 4 y el 911 Targa 4S. Ambos modelos hacen su debut mundial de manera virtual.

Lo que ha hecho única a la variante Targa del 911, desde 1965, ha sido su techo removible en conjunto con ese aro antivuelco. Lo que obtienes con Porsche es un sexy coupé descapotable con la seguridad y confianza de un deportivo de techo rígido. La transformación para ocultar el techo toma 19 segundos gracias a su sistema totalmente automático.

Dos versiones de motor

Porsche 911 Targa

Ya sea el Targa 4 o el Targa 4S, ambos llegan equipados con un motor boxer de seis cilindros 3.0 l biturbo. Para el Porsche Targa 4, la potencia máxima es de 385 hp, que en conjunto con el paquete (opcional) Sport Chrono, acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 4.2 segundos.

Ahora bien, para el caso del Targa 4S, el motor fue optimizado para entregar hasta 450 hp, logrando una aceleración de 0 a 100 km/h en 3.6 segundos.
La velocidad máxima para el Targa 4 es de 289 km/h y el 4S logra los 304 km/h.

Porsche 911 Targa

Lo que diferencia a los Porsche del resto de los deportivos es su gran versatilidad. Es un auto que bien puedes conducir en tu día a día, y después un día de oficina, dar unas vueltas en pista. Porsche logró sacarle el jugo a su motor biturbo para lograr 15 hp más que su versión anterior para el motor de 385 hp y 30 hp más para el de 450 hp.

Con el motor del Targa 4, obtienes un par máximo de 450 Nm en un rango de 1,950 a 5,000 rpm. Ahora bien, con el 4S logras hasta 530 Nm en un rango de 2,300 a 5,000 rpm. Lo que se traduce en aceleraciones y recuperaciones instantáneas.

Transmisión automática con opción a manual

Porsche 911 Targa

Ambas versiones llegan con una transmisión automática de doble embrague PDK de ocho velocidades y tracción integral PTM. Si te consideras de la vieja escuela, con el Targa 4S puedes ordenar opcionalmente la nueva caja manual de siete velocidades, con la cual el paquete Sport Chrono va incluido.

Aunado a esto, el Targa llega con un amplio abanico de tecnologías implementadas. Por primera vez, ambas versiones contarán con el Porsche Innodrive que incluye control adaptativo. Como 911 es ideal para el día a día, ahora puedes programar la distancia respecto al suelo para no raspar cada que pases por un tope.

Chasís renovado

Porsche 911 Targa

Ambas versiones llegan equipados con el sistema de amortiguadores electrónicos variables. Este sistema ajusta de manera automática las características de amortiguación para ofrecer un control al volante adaptado a cualquier condición de manejo.

El sistema Porsche Torque Vectoring Plus viene de fábrica en la versión 4S, pero también puedes solicitarlo para el Targa 4. Este sistema incluye un bloqueo diferencial trasero con una distribución de par totalmente variable.

Ambas variantes llegan equipados con Porsche Wet, que a través de sensores detectan el agua en el camino y lanza una recomendación directo al cuadro de instrumentos para cambiar el modo de manejo.

Porsche 911 Targa

Para el eje delantero, incorpora llantas 235/40 ZR con rines de 19 pulgadas y para el trasero 295/35 ZR con rines de 20 pulgadas en la versión 4. A diferencia, en la 4S llega de fábrica con rines de 20 pulgadas al frente y de 21 pulgadas en la parte trasera.

En el Targa 4 el frenado corre a cargo de discos de 330 milímetros con callipers de cuatro pistones en ambos ejes. Para el Targa 4S los callipers llegan pintados en rojo, con seis pistones al frente y cuatro atrás, ambos ejes cuentan con un disco de 350 mm. Puedes solicitar frenos compuestos cerámicos opcionalmente.

También te puede interesar: Prueba de manejo Porsche Taycan

Información adicional: Porsche 911 Targa 4 y 4S

Porsche 911 Targa

Porsche 911 Targa

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí