Descubriendo la historia del cobre con el Nuevo CUPRA Formentor

Esta es la joven historia de una marca que combina imagen, alto desempeño y exclusividad ante un mercado cada vez más exigente, todo bajo el cobijo de un emblema color cobre.

La historia de CUPRA comenzó con aquel SEAT Ibiza Cup Racing de 1996. Los años convirtieron una versión deportiva de un pequeño auto, en una división de alto desempeño de la marca española. CUPRA, poco a poco armó un pequeño nicho que por décadas se enfocó prácticamente en dos modelos de SEAT: León e Ibiza. Los años convirtieron a esta división en lo que hoy lleva poco más de tres años como una nueva firma de Grupo VAG bajo el cobijo de SEAT: CUPRA.

Hoy, la nueva marca alrededor de una esencia mágica color cobre, se ha posicionado por encima de las marcas de volumen tradicionales, ahí donde puede incomodar a marcas premium con una relación valor/precio por demás interesante, mucho y muy buen equipamiento de entretenimiento, comodidad y seguridad, un manejo netamente deportivo pero utilizable en el día a día, y una imagen súper distintiva en varios tamaños y con un perfil específico para cada tipo de cliente.Hoy, como antes, no sólo desarrollan modelos exclusivos y potentes basados en los modelos más buscados de SEAT, ahora ya hay modelos desarrollados sólo para la marca como el nuevo CUPRA Formentor, un SUV coupé de tonos más individualistas, un carácter deportivo y súper atractivo.

CUPRA Ateca para la familia velocista, CUPRA León para el más purista, y próximamente CUPRA Born, el primer eléctrico de la marca, complementan la gama de autos de gran calidad, todos con un toque picante sellado con emblemas color cobre. Pero no sólo se trata de una marca nueva y diferente que pretende apuntar alto, CUPRA, de alguna forma, también tiene una buena relación con México, pues fue nuestro país el primero en el mundo en inaugurar un CUPRA Garage, el concesionario boutique de la marca.Hoy, el nombre CUPRA va más allá de su pasado relacionado al carácter deportivo. Involucra también este místico halo color cobre que remata tanto en detalles al interior con piezas, emblemas, filos y hasta hilos en este color lleno de calidez; como en el exterior de sus autos, con más emblemas tribales de la doble “C” en cobre, rines y hasta pinzas de freno.

Lo interesante es que, entre España, México y el cobre, también encontramos una interesante relación, por lo que decidimos escarbar en la historia de Santa Clara del Cobre, Michoacán, con un CUPRA Formentor. El pequeño Pueblo Mágico del centro del país es famoso por su larga historia en la labranza artesanal de las más bellas piezas fabricadas en este hermoso metal. Vasijas, cazos, vasos, joyería, utensilios de cocina, piezas de adorno, arte, tinas y hasta alambiques para destilar mezcal y mesas, salen de los más de 15 talleres que aún trabajan este metal en el corazón de Michoacán.

Si bien el pueblo tiene una larga historia de labranza del cobre, fue también la intervención española con las historias de Vasco de Quiroga, o el Tata Vasco, como le dicen de cariño en la zona, la que trajo nuevas y mejoradas técnicas para trabajar el cobre a Santa Clara. Hoy, el lugar sigue siendo el corazón del trabajo artesanal del cobre, y entre historia, belleza, y el calor de los hornos que lo funden, CUPRA no se podía sentir más en casa como en México. Atrévete a conocer la marca, y cuando podamos viajar con más tranquilidad, no dejes de visitar Santa Clara del Cobre.

Descubre más de CUPRA en cupraoficial.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre aquí